Leer…¿para qué?

Dos mujeres leyendo - Pablo Picasso 1934

Los libros te obligan a detenerte: primer punto a favor de la lectura, en una crisis de consumo acelerado y huida hacia delante.

Los libros te ayudan a ponerte en la posición de otros: otro punto a favor, en una crisis de individualismo exacerbado.

Los libros se leen y releen, se aconsejan y se prestan: toda una lección en un mundo de consumo y caducidad instantáneos.

Los libros muestran belleza y apuntan a la Belleza, gran éxito del espíritu ante la animalidad del ambiente y la fealdad de la porquería vestida de seda.

Los libros enseñan con profunda humildad, algo muy necesario en una cultura de éxito arrogante como la nuestra.

Los libros, si son buenos, te hacen mejores, aunque no se note: otro punto para una sociedad que enfatiza mostrar los resultados a corto. Son elegantes formas de indicarnos que nos queda mucho por saber, por pensar, por visitar, por amar, por dar…

Ésta es la respuesta que da Reyes Calderón Cuadrado (escritora y Decana de la facultad de Económicas de la Universidad de Navarra) cuando se le pregunta: ¿Cómo pueden ayudar los libros a encontrar sentido en los momentos de dificultad como éste?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s