“…ella (María Pagés) baila y, bailando, mueve todo lo que la rodea” (José Saramago)

Los que pudimos disfrutar del arte de María Pagés con su espectáculo Autorretrato hace ya un par de años, estamos ansiosos por descubrir su nueva creación;  Utopía “una declaración de principios con forma de baile flamenco que nació de la admiración de la artista por el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

“Utopía es, en su esencia, el título de una danza poetizada que se estructura en ocho partes (o veros) que convocan poemas de Baudelaire, Benedetti, Neruda, Machado, Larbi El Harti y el propio Niemeyer, incorporando además palabras del Quijote de Cervantes. [ ] El espacio escénico que alberga esta coreografía flamenca se traduce en su personal interpretación de la ideología arquitectónica de Niemeyer. [ ] Un espacio diáfano. Un lienzo en blanco que propicia ese momento en el que la línea imaginada surca el aire y se convierte en materia.”

Utopía estará encartel a partir del 19 y hasta el 30 de septiembre, en el teatro Victoria de Barcelona. Existen descuentos para menores de 14 años, 25 años y tercera edad , así como un amplio abanico de descuentos por ser socio de la FNAC, de MyTicketmaster, del RACC, abonado a la Vanguardia, … Podéis comprar las entratdas aquí.

Anuncis

La danza no sólo se baila…

Polina- Bastien Vivès 2011

… También se lee en forma de cómic como es el caso de la novela gráfica” Polina”, de Bastien Vivès, que recibió el pasado año el prestigioso Prix des libraires 2011 BD.  “Polina es una historia sobre el ballet y su aprendizaje,… es una historia sobre el crecimiento personal, sobre la lealtad, sobre la amistad, sobre el recuerdo, sobre las relaciones con nuestros maestros, sobre la posibilidad de enmendar los errores cometidos, sobre la nostalgia…”

…También se disfruta en forma de precioso documental como es el caso de” La Danza, el ballet de la Ópera de París”, de  Frederick Wiseman, que durante un año grabó todos los días los cursos, las repeticiones y ensayos de uno de los principales ballets del mundo.  El documental nos muestra de forma bella y cotidiana “el énfasis en la rigurosa atención en la perfección de la técnica y la precisión del movimiento, así como la forma en que  la gente se comporta y se comunica en el trabajo. Las interacciones entre el bailarín y el instructor son tan fascinantes y llenas de electricidad como los bailes en sí mismos”.